Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Etiqueta: tratamiento

Biofeedback y temperatura periférica

dgSe considera la temperatura periférica, también denominada como superficial, como aquella que se registra en las regiones distales de las extremidades corporales. Se trata de la temperatura de la piel y de aquellos tejidos inmediatamente subyacentes a la misma.

El Biofeedback que ofrece información a través de dicha variable fisiológica, Biofeedback de temperatura periférica (BFB-T), ha sido ampliamente estudiado y aplicado al tratamiento de diversas y diferentes patologías, entre otras a:

  • cefaleas,
  • la enfermedad de Raynaud,
  • la hipertensión esencial,
  • la dismenorrea funcional,
  • la psoriasis,
  • la artritis reumatoide o
  • el síndrome de colon irritable

(Sanz Fernández, Jesús (1990) Biofeedback de temperatura periférica: II. Aplicaciones al tratamiento de trastornos psicofisiológicos. Revista Española de Terapia del Comportamiento, 8 (1). pp. 17-51).

El instrumental empleado para la medición y obtención de feedback y datos objetivos y medibles, consiste en un sensor cuya colocación se realiza normalmente en un dedo de la mano y a través del cual el sujeto obtiene información precisa e inmediata a cerca de la temperatura de la piel de la zona en la que se ha colocado dicho sensor, favoreciendo de este modo que el individuo a través de la obtención de dicha información pueda modificar voluntariamente tal variable, conociendo qué ocurre a nivel interoceptivo cuando sube o baja su temperatura periférica.

Dependiendo de los autores, unos y otros consideran la consecución de dicho control en diferentes puntos y/o momentos; “según Sargent y cols (1985) se puede decir que el sujeto controla su temperatura voluntariamente si puede incrementar un mínimo de 1ºF (0.55ºC) en un minuto desde una linea base estable hallada en situación de reposo. Solbach y Sargent (1983) utilizaron un criterio de 1.5ºF/minuto (0.8ºC/minuto), mientras que el que propone Fahrion (1977) es […] entrenar al sujeto hasta que alcance de manera consistente un mínimo de 95.5ºF (35,27ºC) en su temperatura digital”. Según estas y otras diferentes investigaciones llevadas a cabo al respecto, se ha podido afirmar que  son más fáciles de obtener los descensos de temperatura periférica inducidos por BFB-T que los incrementos. Además, se ha podido comprobar igualmente que dichos cambios se encuentran sujetos a diferencias interpersonales así como a habilidades relacionadas con el propio aprendizaje.

Del mismo modo, se han descrito algunas consideraciones previas que permitan una medida fiable y lo más exacta posible y que son necesarias tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un entrenamiento, eliminando en lo posible el efecto de posibles influencias externas:

  • Control de la temperatura previa a la que ha estado sometido el sujeto, en función de si proviene de un lugar o situación de frío o calor, de modo que se adapte a aquella temperatura a la que se encuentre el lugar de entrenamiento.
  • Control de la temperatura ambiental del lugar de entrenamiento.

Información obtenida de:

http://eprints.ucm.es/27176/1/Biofeedback%20de%20temperatura%20perif%C3%A9rica.pdf

Aida Mañero

Psicóloga

Disminución de síntomas de ansiedad con neurofeedback

Sin título

La ansiedad es una patología muy común en la sociedad. Hay muchas técnicas para intentar controlarla pero en muchas ocasiones las propias características de la ansiedad hacen que la efectividad de las mismas sea baja.
La gente que presenta sintomatología ansiosa suele presentar un estilo de personalidad controlador y se muestra a la expectativa, por lo que los síntomas fisiológicos activan al sujeto y acrecienta su ansiedad. El intentar controlar los síntomas hace que estos aumenten, y cuando se intentan manejar su activación es tan elevada que es difícil volver a la línea base. Por ello el biofeedback enseña al sujeto a darse cuenta cómo se encuentra su organismo, le ayuda a detectar cuando hay una activación para así evitar que esta aumente y le afecte en mayor medida.
Stephanie M Dreis, Angela M Gouger, Edward G Pérez, G. Michael Russo, Michael A Fitzsimmons, Mark S. Jones, llevaron a cabo un estudio para analizar la efectividad de protocolos de entrenamiento en neurofeedback QEEG.
Analizaron 19 casos a los que hicieron una pre-evaluación y post-evaluación con cuestionarios.
Se llevó a cabo un entrenamiento con una periodicidad de 2 veces a la semana en sesiones de 30 minutos en la zona frontal y corteza sensoriomotora disminuyendo los estados de ondas lentas y muy rápidas y reforzando los estados de ondas alpha.

Tras el entrenamiento se vieron mejoras en la evaluación de los síntomas, problemas de pensamiento, somatización y evitación.


Información obtenida de:
http://www.neuroregulation.org/article/view/15620
Belén Pozo
Psicóloga
[Arriba]

Neurofeedback y dislexia

procomp2La dislexia es uno de los trastornos del aprendizaje más comunes en la infancia. Su definición más general hace referencia a la dificultad para el aprendizaje de la lectura, fundamentalmente debido a alteraciones cognitivas, cuya afectación más significativa se produce en la etapa escolar.

Según el DSM-IV-TR (el término “dislexia” no aparece como tal, sino que se codifica como “trastorno de lectura”), los criterios diagnósticos vendrían a ser:

  1. El rendimiento en lectura, medido mediante pruebas de precisión o comprensión normalizadas y administradas individualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de lo esperado dada la edad cronológica del sujeto, su cociente intelectual y la escolaridad propia de su edad.
  2. La alteración del criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que exigen habilidades para la lectura.
  3. Si existe un déficit sensorial, las dificultades para la lectura exceden de las habitualmente asociadas a él.

Para su tratamiento, cada vez es más aceptada la idea de la necesidad de una intervención multidisciplinar que incida en diferentes ámbitos, de modo coordinado, para que el mismo resulte exitoso y eficaz y puedan ser compensadas las dificultades de aprendizaje existentes.

En este sentido, diferentes estudios han venido señalando que el empleo del Neurofeedback puede resultar de utilidad en dicha patología, mejorando significativamente algunos de sus síntomas y manifiestaciones. Una de estas investigaciones es la que se expone a continuación, de la cual se pueden extraer algunos resultados, entre otros:

  • Objetivo → reducir el déficit de lectura y ortografía en niños disléxicos.
  • N= 19 niños; 10 niños grupo experimental con Neurofeedback, 9 niños grupo control.
  • El grupo experimental presentó mejoras significativas en lo relativo a la ortografía así como un incremento considerable en la coherencia alpha, aspecto el cual puede ser una señal de que los procesos de atención representan una mejora en la ortografía.
  • El grupo experimental, por el contrario, no experimentó mejoras en lo relativo a la lectura, lo cual es posible correlacionarlo seguún los autores con la ausencia de cambios fronto centrales.

Información obtenida de:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2837193/

Aida Mañero

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y epilepsia

Neurofeedback y epilepsia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define la epilepsia como “una enfermedad cerebral crónica que afecta a personas de todos los países y se caracteriza por convulsiones recurrentes. Las convulsiones son episodios breves de contracciones musculares que pueden afectar a una parte del cuerpo (convulsiones parciales) o a su totalidad (convulsiones generalizadas) y a veces se acompañan de pérdida de la consciencia y del control de los esfínteres.

Esos episodios se deben a descargas eléctricas excesivas de grupos de células cerebrales. Las descargas pueden producirse en diferentes partes del cerebro. Las convulsiones pueden ir desde episodios muy breves de ausencia o de contracciones musculares hasta convulsiones prolongadas y graves. Su frecuencia también puede variar desde menos de una al año hasta varias al día”.

 Entre los posibles tratamientos, desde hace algunos años se viene experimentando con el uso del neurofeedback como posible herramienta a disposición del profesional, instrumento que parece ha demostrado ser eficaz en el tratamiento de la epilepsia.

Esta afirmación puede verse corroborada a través de estudios como el que se muestra a continuación, en el cual un total de 6 pacientes con epilepsia resistente a fármacos,  fueron entrenados para aumentar la actividad de 12 a 15 Hz (ritmo sensorio-motor) y para disminuir la actividad de 4 a 9 Hz (ondas theta). Después de un número de sesiones de tratamiento, se observaron mejoras en los síntomas convulsivos de todos los pacientes, y, al mismo tiempo, el EEG de theta calculado en el punto C4 se hizo más débil, mientras que el SMR era lo contrario.

Información extraída de:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1002007109002354

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y epilepsia

En este artículo, se hace una revisión de la literatura relacionada con las investigaciones que se han llevado a cabo acerca de la eficacia del tratamiento de Neurofeedback (biofeedback EEG) en la disminución de la frecuencia de las convulsiones en la epilepsia.

El Biofeedback EEG o Electroencefalografía, podría ser considerado como una alternativa de tratamiento para los pacientes que tienen epilepsia, porque en muchos de los casos, los tratamientos farmacológicos, pueden controlar las convulsiones pero cuando con la medicación se siguen repitiendo, un tratamiento alternativo, como es el caso del Neurofeedback, puede ser utilizado para el control de estas crisis.

El trabajo con esta técnica se centra fundamentalmente, en la modificación de los Potenciales Corticales Lentos (SCP) y del Ritmo Sensoriomotor (SMR).

El número, la frecuencia y la duración de las sesiones, varía en función de los estudios. Para el entrenamiento del SMR, como mínimo se establecen 30 sesiones de 45 minutos cada una de ellas, dos o tres veces por semana y, generalmente, la colocación de los sensores se realiza en los puntos C3 y CZ. En el caso de los SCP, el número de sesiones oscila entre 28 y 35 minutos y el punto de colocación, es el punto central Cz

Información obtenida de:

Renee S. Monderer, Daniel M. Harrison, and Sheryl R. Haut (2002). Neurofeedback and epilepsy. Volume 3, Issue 3, Pages 214–218

Miriam Benavides

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y dolor crónico

DSC_0068El dolor crónico es una patología la cual conlleva importantes consecuencias en la vida diaria de aquellas personas que lo padecen. No obstante, los tratamientos llevados a cabo hasta la fecha quizá no sean lo suficientemente eficaces, por lo que dicha problemática continúa aun sin aparente solución.

 El Neurofeedback supone una técnica que ha venido siendo empleada en los últimos años para el abordaje de esta patología. Uno de los autores más implicados en este sentido es Jensen, el cual junto con sus colaboradores ha realizado estudios cuyos resultados manifiestan el aumento de la actividad alfa y reducción de beta en las regiones T3T4 y C3C4, asociados a una mejoría significativa de los efectos más adversos del dolor y del malestar psicológico asociado.

 Con estas y otras investigaciones posteriores, parece evidenciarse que  es posible modificar la actividad de las regiones cerebrales implicadas en el procesamiento del dolor, mediante el uso de Neurofeedback, herramienta que parece ha demostrado ser útil en el tratamiento del dolor crónico de un modo relativamente fácil, no invasivo y adecuado a cada sujeto concreto y sus características.

 Información extraída de:

http://www.neuroclassics.org/PUBLICACIONES/MCorominas%202015%20Neurofeedback%20y%20Fibromialgia.pdf

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

[Arriba]

Efectos del neurofeedback en el TDAH

DSC_0073Inmaculada Moreno García, José Antonio Lora Muñoz, Mª Mar Aires González y Susana Meneres Sancho en la Universidad de Sevilla han llevado a cabo un estudio sobre los efectos del neurofeedback en el TDAH basándose en las investigaciones en las que se observan una mayor proporción de ondas lentas en las
regiones frontales y centrales, lo que se relaciona con una menor actividad cortical. Los protocolos de tratamiento estudiados se centran en el entrenamiento combinado de theta, beta y SMR, que según Sherlin en 2010, son los más específicos. Se centran en el decremento de 4-8 Hz e incremento de 15-20 Hz así como 12-15 Hz.

Llevan a cabo una evaluación de 4 registros de 3 minutos en los que el sujeto mira a  un punto fijo, lee, escucha activamente y dibuja figuras del test de Bender. En el entrenamiento del estudio se aplicó un protocolo Theta / Beta estandarizado, de 30 sesiones de 25 minutos de duración.

Tras el entrenamiento se observa una disminución de la ratio Theta/Beta en la medida general así como en la tarea de lectura. El decremento de las ondas lentas es mayor en las tareas de mirar un punto fijo y copiar el test de Bender. Además en la tarea de lectura se observa un aumento de ondas rápidas.

A nivel comportamental se observa una mejora en la capacidad de reflexividad y autocontrol.

Belen Pozo

Psicóloga-Técnica en Neurofeedback

Información obtenida de: 

Tratamiento de neurofeedback en el TDAH. Efectos registrados a partir de medidas neurológicas. Inmaculada Moreno García, José Antonio Lora Muñoz, Mª Mar Aires González y Susana Meneres Sancho Universidad de Sevilla IX CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA CLÍNICA. ISBN: 978-84-694-3972-2

[Arriba]

Biofeedback en el tratamiento de la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel que provoca irritación y enrojecimiento. Generalmente aparece en rodillas y codos, aunque puede encontrarse en cualquier parte del cuerpo (cuero cabelludo, cara, planta de los pies,…)

 No parece que haya una causa específica, muchos factores pueden contribuir a su aparición: el consumo de tabaco y de alcohol, el aire seco, las infecciones virales o bacterianas, las lesiones en la piel (cortes, quemaduras,…) o, un exceso o una falta de exposición solar.

 El tipo de tratamiento estará en función de la gravedad de esta enfermedad, de la edad del paciente, de su estilo de vida o de otras enfermedades que pueda padecer. Por lo general, se utilizan cremas o pomadas de cortisona, de ácido salicílico o ácido láctico, medicamentos que tengan vitamina D o A, o champús,…. Otros tratamientos empleados son fármacos, inyecciones y fototerapia.

 Como el estrés también se asocia a la aparición de esta enfermedad, el uso de la técnica de Biofeedback, en combinación con otras técnicas habituales, se ha visto prometedor para el tratamiento de la psoriasis.

 Los autores de este artículo, realizan un estudio con estudiantes de la Universidad de San Francisco a los que se les incluye en un programa de control del estrés durante seis meses. El 82% de ellos reportan una mejoría en su sintomatología.

 Algunos de los factores que se destacan para el buen funcionamiento de este tratamiento son:

  • El entrenamiento diario
  • Las sesiones grupales que fomentan las relaciones sociales
  • Las descripciones de las propias experiencias

En la mayoría de los casos, un mes de práctica es suficiente para experimentar una mejoría significativa y esto a su vez facilita la motivación de los estudiantes para seguir formando parte de este programa.

James de 23 años de edad, es uno de los usuarios que participan en el programa. Durante cinco años ha sufrido esta enfermedad y el tratamiento médico tradicional no le ha funcionado. Esta falta de respuesta al mismo, hace que busque un enfoque alternativo.

Se toman medidas pre y postratamiento (tres semanas más tarde, al finalizar el tratamiento con Biofeedback) de temperatura, de conductancia de la piel, del pulso de volumen de sangre, de respiración torácica y abdominal y, de Electromiografía en el trapecio superior derecho.

Durante la evaluación, James debe de estar con los ojos cerrados y sentado. El proceso evaluador, consta de varias etapas. En un primer momento, permanece de manera relajada (entre 3 y 5 minutos), a continuación, se le presenta un estímulo estresante en imaginación (sentir síntomas de picor durante 3-5 minutos), pasados esos minutos, ha de relajarse nuevamente (entre 3 y 5 minutos), a continuación, el profesional roza la zona de piel afectada del usuario y finalmente, vuelve a relajarse (entre 3 y 5 minutos).

El caso de James, muestra como un tratamiento combinado para la gestión del estrés en el que se incluye la técnica de Biofeedback, es un método eficaz para el tratamiento de la psoriasis crónica.

 Información obtenida de: 

http://www.aapb-biofeedback.com/doi/pdf/10.5298/1081-5937-41.4.01

 

Miriam Benavides
Psicóloga

 

[Arriba]

Neurofeedback como tratamiento para la ansiedad

neurofeedback-expert_1Egner T, Strawson E, Gruzelier JH del Departamento de Neurociencia Cognitiva y Comportamiento, de la Facultad de Medicina, el Imperial College de Ciencia, Tecnología y Medicina de Camino de San Dunstan, Londres, Reino Unido llevaron a cabo estudios sobre la eficacia del entrenamiento con neurofeedback en los trastornos de ansiedad.

 

Se establecieron entrenamientos de las ondas alfa, beta y proporción entre ambas. Se encontró una mejora en la sintomatología ansiosa en los grupos que fueron entrenados en EEG en las ondas antes mencionadas.

La sensación de éxito percibido por el paciente fue una variable que destacó en el estudio y que influyó en la efectividad del entrenamiento, debido a las características de la patología ansiosa.

Belén Pozo

Psicóloga- Técnica en neurofeedback y biofeedback

Información obtenida de:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10638346?dopt=Abstract

[Arriba]