Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Etiqueta: ansiedad

Neurofeedback para la ansiedad

trn---beta---animation-_-counter---1-monNeurofeedback para la ansiedad

La ansiedad en una afectación muy común en la actualidad. La mayor parte de las personas pasan en algún momento de su vida por una situación en la que presentan síntomas ansiosos y con ello:

  • Problemas para dormir
  • Dificultades de concentración
  • Sensación de ahogo
  • Dificultad para tomar decisiones
  • Angustia
  • Preocupaciones
  • Dolores musculares

Todos estos síntomas pueden aparecer juntos o de manera aislada y suelen afectar de manera significativa a la vida del sujeto. Las personas llevan a cabo diferentes estrategias para la mejora de dichos síntomas como técnicas de respiración, parada de pensamiento, ejercicio físico o acudir al fisioterapeuta, pero esto no siempre funciona y la ansiedad empieza a formar parte del día a día del sujeto. ¿Qué se puede hacer en estos casos? ¿no hay solución? En estos casos entra en “juego” el neurofeedback, con él se lleva a cabo una evaluación del sujeto que determina cómo es su ansiedad, ya que el neurofeedback se utiliza para la ansiedad cognitiva, sin embargo si el sujeto presenta más una ansiedad fisiológica o motora, la medida óptima es el biofeedback.

Tras realizar la evaluación y determinar que el neurofeedback es lo adecuado, se lleva a cabo un entrenamiento individual con el sujeto con el que conseguirá controlar su ansiedad, aprenderá a detectar cuando aparece esta y conseguirá controlarla para que no altere su vida diaria.

Belen Pozo

Psicóloga

Cómo acabar con la ansiedad

dg

Cómo acabar con la ansiedad

La ansiedad es una alteración que sufre la mayor parte de la población a lo largo de su vida. Es una sensación desagradable en la que la falta de aire al respirar, temblores, sensación de irrealidad o preocupaciones forman parte de la sintomatología más común.

Ante todo ello se intenta aprender a respirar, acudir a yoga, pilates o hacer ejercicio físico, pero nada parece funcionar ¿por qué? Esto es debido a que realmente el organismo no se desactiva.

La ansiedad es una respuesta de alarma en la que el sistema nervioso simpático del organismo se activa para responder a una amenaza real o cognitiva, es decir el cerebro interpreta que algo no va bien, el corazón aumenta sus latidos, las extremidades se preparan para huir y las respiraciones aumentan,al no existir una amenaza proporcionada a esta reacción aparecen los mareos, sudoración o sensación de pérdida de control. Las diversas estrategias que se llevan a cabo como por ejemplo técnicas de respiración a veces no funcionan porque no se realizan de forma correcta ¿cómo podemos comprobarlo?

La única manera de poder comprobar y aprender a desactivar y controlar la respuesta al estrés es a través del Biofeedback, con ello monitorizaremos las variables fisiológicas del sujeto como la respiración, temperatura o tensión muscular,  y se comprobará que el sujeto tiene una adecuada variabilidad en estos factores, si esto ocurre conseguirá controlar su ansiedad, en el caso de que no sea así se llevará a cabo un entrenamiento en el que el sujeto visualizará en el ordenador cómo controla sus variables y cómo este control le hace tener una sensación de bienestar, cómo mejoran sus estados de relajación, su sueño o ansiedad.

Belén Pozo

Psicóloga

 

 

[Arriba]

Disminución de síntomas de ansiedad con neurofeedback

Sin título

La ansiedad es una patología muy común en la sociedad. Hay muchas técnicas para intentar controlarla pero en muchas ocasiones las propias características de la ansiedad hacen que la efectividad de las mismas sea baja.
La gente que presenta sintomatología ansiosa suele presentar un estilo de personalidad controlador y se muestra a la expectativa, por lo que los síntomas fisiológicos activan al sujeto y acrecienta su ansiedad. El intentar controlar los síntomas hace que estos aumenten, y cuando se intentan manejar su activación es tan elevada que es difícil volver a la línea base. Por ello el biofeedback enseña al sujeto a darse cuenta cómo se encuentra su organismo, le ayuda a detectar cuando hay una activación para así evitar que esta aumente y le afecte en mayor medida.
Stephanie M Dreis, Angela M Gouger, Edward G Pérez, G. Michael Russo, Michael A Fitzsimmons, Mark S. Jones, llevaron a cabo un estudio para analizar la efectividad de protocolos de entrenamiento en neurofeedback QEEG.
Analizaron 19 casos a los que hicieron una pre-evaluación y post-evaluación con cuestionarios.
Se llevó a cabo un entrenamiento con una periodicidad de 2 veces a la semana en sesiones de 30 minutos en la zona frontal y corteza sensoriomotora disminuyendo los estados de ondas lentas y muy rápidas y reforzando los estados de ondas alpha.

Tras el entrenamiento se vieron mejoras en la evaluación de los síntomas, problemas de pensamiento, somatización y evitación.


Información obtenida de:
http://www.neuroregulation.org/article/view/15620
Belén Pozo
Psicóloga
[Arriba]

¿Por qué no consigo relajarme? No todo el mundo se estresa igual

Sin títuloAnte una situación de peligro o estresante cada persona reacciona de una manera diferente. El mantenimiento de situaciones estresantes o interpretaciones de las mismas por parte del sujeto lleva a presentar alteraciones en el sueño, estado de ánimo, patrones de alimentación o en variables del estado de salud entre otras como resultado de un agotamiento del sujeto. Las consecuencias a medio y largo plazo afectan en la vida de las personas que acuden a diferentes profesionales para buscar una solución. Pero no todas siempre la misma solución funciona en diferentes sujetos debido a que no todos reaccionan de la misma manera.

Ante estas circunstancias el sistema fisiológico del sujeto actuará de una manera u otra: preocupándose, intentando huir de ello o preparándose para huir o tensionándose a nivel muscular. Según si se reacciona de manera cognitiva, fisiológica o muscular se tendrán diversas reacciones y consecuencias a medio y largo plazo, por lo que las soluciones no pueden ser las mismas.

A través de los aparatos de biofeedback se valora cómo reacciona cada sujeto a esas circunstancias para así poder adaptar el tratamiento al sujeto y que sus problemas sean controlados por él mismo. De este modo puede visualizar cómo su cuerpo reacciona y como modularlo, será el sujeto el que lo haga y tendrá consciencia de ello, lo que facilitará la generalización así como que en situaciones futuras similares pueda controlar sus reacciones ya que será consciente de cómo varía y cómo debe reaccionar.

Belén Pozo

Psicóloga- Técnica Biofeeback y Neurofeedback

[Arriba]

Biofeedback y cefalea tensional

Nestoriuc, Y., Rief, W., & Martin, A. en 2008, llevaron a cabo un meta-análisis de la eficacia del entrenamiento en biofeedback para la mejora de las cefaleas tensionales.

Con el entrenamiento en biofeedback el paciente observa cuándo está tenso y en qué medida, para evitar que esta tensión vaya a más y se produzca la cefalea. De este modo aprende a detectar señales en su cuerpo que le indican la tensión y en el entrenamiento adquiere las estrategias para que dicha tensión disminuya y no acabe en el dolor de cabeza.

El estudio reveló que el entrenamiento en biofeedback era más eficaz que las terapias de relajación y el placebo, dismminuyendo la frecuencia e intensidad de los episodios de cefaleas.

Los mayores cambios se observaron en la tensión muscular, entrenada a través de biofeedback EMG, en la sensación de autoeficacia del sujeto, depresión, ansiedad y disminución de los analgésicos. La mayor eficacia se dio cuando se combina el entrenamiento en biofeedback llevado a cabo por un profesional junto a estrategias de relajación.

Información obtenida de:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18540732?ordinalpos=32&itool=EntrezSystem2.PEntrez.Pubmed.Pubmed_ResultsPanel.Pubmed_RVDocSum

Imagen obtenida de:

http://thoughttechnology.com/media/catalog/product/cache/1/image/800×800/9df78eab33525d08d6e5fb8d27136e95/c/o/compu1.jpg

Belén Pozo

Psicóloga- Técnica en Biofeedbak

[Arriba]

Biofeedback y el control de la respiración

 El objetivo de este estudio es determinar el efecto de la técnica conocida como Biofeedback para el control de la respiración entre las trabajadoras de una fábrica de productos eléctricos en Malasia, y poder así reducir los síntomas de estrés laboral presentes en cada una de ellas.

 Las 36 trabajadoras seleccionadas, son asignadas al azar a un grupo experimental    (n = 19) y a un grupo control (n = 17) y se llevan a cabo mediciones antes y después, en ambos grupos. Para evaluar el nivel de gravedad de las usuarias en depresión, ansiedad y estrés, se utilizan las escalas DASS.

 Con el entrenamiento en Biofeedback (5 sesiones de entrenamiento a la semana) y a través de una respiración lenta y profunda, se les enseña a respirar de una manera más adecuada y también se les enseña a reconocer y a controlar la variación de la frecuencia del latido cardíaco.

 Los resultados que se obtienen, apoyan el uso de esta técnica para reducir los síntomas de depresión, ansiedad y estrés entre las trabajadoras de la fábrica; las usuarias de este estudio, son capaces de aprender a sincronizar su respiración con su frecuencia cardíaca.

Miriam Benavides

Neuropsicóloga

Información obtenida de: 

 http://archiwum.ciop.pl/56820

[Arriba]

Biofeedback para la ansiedad y depresión en niños y adolescentes

 Los videojuegos son una de las actividades de entretenimiento más populares en la cultura juvenil y, dado su uso, una técnica como la del biofeedback basado en juegos, es una herramienta que puede destinarse para manejar los síntomas de ansiedad y depresión en niños y adolescentes.

 Los resultados del presente artículo, sugieren que el entrenamiento en relajación por medio del uso de la técnica de biofeedback, es una buena alternativa para la reducción de síntomas de ansiedad y síntomas depresivos en población pediátrica.

 Veinticuatro niños y adolescentes, con edades comprendidas entre 9 y 17 años de edad, fueron asignados a un grupo de intervención en esta técnica. Les fueron aplicados medidas pretratamiento y postratamiento para evaluar la presencia de síntomas depresivos y de ansiedad.

 La intervención empleó un protocolo de 8 sesiones, donde se combinaba en cada una de ellas, el entrenamiento en relajación mediante el uso del biofeedback y una parte del contenido psicoeducativo.

Miriam Benavides

Neuropsicóloga

Información obtenida de: 

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3314276/?report=reader

[Arriba]

Entrenamiento electromiográfico en pacientes con dolor de cabeza tensional, ansiedad y depresión.

Los factores emocionales están implicados en la aparición de las cefaleas tensionales. Las relaciones existentes entre éstas y los trastornos emocionales, como es el caso de la ansiedad y de la depresión, son propósito de este estudio y de otras muchas investigaciones. El padecer un trastorno emocional influye en la percepción del dolor y el padecer un dolor de manera crónica, afecta también al estado emocional.

M. C. Sánchez, M. I. Comeche y M. A. Vallejo, pretenden probar la eficacia del Biofeedback EMG (músculo frontal), en el tratamiento de 5 pacientes diagnosticados con ansiedad y 5 pacientes con diagnóstico de depresión que padecen a su vez, cefalea tensional crónica. A pesar de estar siendo tratados de su trastorno emocional primario, no han experimentado mejoría en relación al dolor de cabeza.

El entrenamiento se llevó a cabo a lo largo de 10 sesiones, con una frecuencia de una sesión semanal de aproximadamente 30 minutos cada una de ellas.

Tras finalizar el estudio, estos autores concluyen que el entrenamiento en Biofeedback EMG frontal, ha resultado ser eficaz en el tratamiento de dolores de cabeza de origen tensional ya que se  produce una disminución en la tensión muscular frontal.

Se comprueba que:

∙   disminuye la duración y la intensidad del dolor

∙    disminuye la predisposición ansiosa, relativamente estable, a percibir ciertos estímulos como amenazantes (nivel ansiedad-rasgo)

∙     mejora la calidad de vida en ambos grupos

∙   mejora el estado de ánimo en los pacientes diagnosticados con depresión

 Información obtenida de:

 http://revista.sedolor.es/pdf/1999_01_04.pdf

 Miriam Benavides

Neuropsicóloga

[Arriba]