Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Categoría: Blog

Mejora del autocontrol

Neurofeedback: Mejora del autocontrol

La dificultad de la que más hablan los padres en la actualidad es el poder controlar que sus hijos estén quietos, les hagan caso o les obedezcan. Para que un niño o persona obedezca o haga lo que «debe» hacer, es necesario un autocontrol de los impulsos o deseos, los cuales generan una recompensa inmediata la cual produce una sensación de bienestar.

El autocontrol depende de varias áreas cerebrales, entre ellas el lóbulo prefrontal y la corteza sensoriomotora. Para que se lleve a cabo dicho autocontrol deben de generarse unas ondas de frecuencia 13-15 hz en las áreas antes comentadas. La ausencia o falta de generación de las mismas favorece un estilo de respuesta impulsivo.

A través del neurofeedback el sujeto es capaz de aprender a través de un aprendizaje operante, a generar estas ondas en las áreas indicadas, favoreciendo de este modo un estilo de respuesta más reflexivo. Para ello es muy importante una evaluación previa que determine el grado de dificultad y el área que esté más afectada, ya que no todos los sujetos son iguales. Los cambios, con el uso de esta herramienta, se observan en un periodo de tiempo corto, y es el propio sujeto el que antes lo detecta, lo cual se genera una gran satisfacción, ya que debido al mismo los castigos y «regañinas» disminuyen.

Belén Pozo

Psicóloga

Conoce y mejora la atención

Conoce y mejora la atención

Como hemos explicado en blogs anteriores cada persona tiene una atención diferente: mejor al inicio de la tarea, una atención retardada,…. el conocer el tipo de atención que uno tiene hace que el rendimiento se optimice. Como es de mucho sabido, una de las estrategias para manejar el estrés es con estrategias de organización, pero sino se conoce cómo es la atención de cada uno esta organización puede suponer un elemento estresor en sí mismo.

La única forma con la que se puede observar cómo es la atención es a través de una evaluación con neurofeedback, de este modo el profesional analizará la frecuencia de las ondas cerebrales en las distintas áreas y podrá llevar a cabo un programa personalizado para la optimización del rendimiento.

Este tipo de entrenamiento está indicado para cualquier tipo de persona que quiera mejorar su rendimiento, que quiera poder mejorar su respuesta al estrés y que quiera sacarse el máximo partido.

Al igual que nos hacemos análisis de sangre para controlar el colesterol, hierro,… y mejorar sus valores, puedes hacer un análisis de tu atención y entrenar en mejorarla.

El entrenamiento es personalizado y de duración determinada, una vez el cerebro aprende la estrategia para mejorar su rendimiento atencional no requiere de sobreentrenamiento.

No lo dudes más, te esperamos

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback: Mejora conexión con el entorno

Neurofeedback: Mejora conexión con el entorno

La falta de conexión con el entorno es una característica que se repite en muchas patologías, se caracteriza por una falta de contacto con el entorno caracterizada porque el sujeto no mira a los ojos, parece no escuchar, está constantemente mirando al «infinito» y parece estar en su «mundo». Esto es común en patologías como problemas de lenguaje, trastornos generalizados del desarrollo, alteraciones en el estado de ánimo o déficits o retrasos cognitivos.

La conexión con el entorno facilita la comprensión oral así como la comunicación y relaciones sociales, un déficit en la misma conlleva consecuencias que afectan al sujeto en dichas áreas lo que le lleva a una situación de aislamiento que acrecienta la dificultad.

A través del neurofeedback se puede llevar a cabo el entrenamiento en la conexión con el entorno ya que la falta de conexión es debida a una emisión deficiente de frecuencia en ciertas áreas cerebrales, el sujeto emite una baja frecuencia de ondas, lo que le lleva a estar en sí mismo en lugar de en el entorno. Es necesaria una activación determinada para poder analizar el entorno y relacionarse con él y de ese modo adquirir conocimiento del mimo.

Los padres de niños que han recibido el tratamiento comentan:

«Se le ve más despierto, parece que quiere enterarse de todo»

«Está mucho más comunicactivo»

«Ahora no para… todo el rato nos demanda la atención»

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

¿Cómo es tu atención?

¿Cómo es tu atención?

No todo el mundo presenta el mismo estado atencional, y conocer el mismo te ayuda a sacar el máximo rendimiento.

Podemos hablar en general de los siguientes tipos de personas según la evolución de su atención:

  • Personas cuya atención es mayor al comenzar la tarea. Dentro de este grupo se puede hablar de aquellas que la atención va decreciendo de manera progresiva o aquellas que se mantiene la atención alta y después cae empicada.
  • Personas cuya atención es mayor pasado un periodo de tiempo. A estas personas les cuesta entrar en la tarea pero una vez «entran» presentan una gran concentración
  • Personas con atención alternante. A este grupo de personas les cuesta ser eficaces en las tareas.

El conocer tu atención es esencial para poder entender muchas cosas que nos ocurren en el día a día, como despistes, errores o malos resultados.

Con el neurofeedback, el profesional, a través del estudio del perfil de evaluación determinará cómo es la atención y podrá llevar a cabo un entrenamiento personalizado para la mejora de la misma.

Por todo lo anterior no todos los problemas de atención son iguales depende de la curva atencional de la persona, el no conocerlo hace que los resultados en el entrenamiento a veces no sea el esperado.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y conducta

Neurofeedback y conducta

Los problemas de conducta son cada vez más comunes, debido al estilo educativo y al momento en el que nos encontramos, cada vez se dan más explicaciones y menos directrices lo que favorece que el autocontrol de la conducta sea menor en niños y adolescentes. Todo ello lleva a que intenten saltarse más las normas, la tolerancia a la frustración sea menor y la obediencia a la norma más difícil.

¿Cómo puede ayudar el neurofeedback en la conducta?

El control de la conducta se produce mayoritariamente en las funciones ejecutivas y corteza sensoriomotora, para lo cual es necesario que a nivel cerebral se emita cierta frecuencia cerebral, 12-15 Hz, la cual se relaciona con el autocontrol. Si el sujeto no emite dicha frecuencia o estado mental le será más difícil controlarse y tenderá a la impulsividad.

El neurofeedback permite registrar cómo se encuentra el sujeto y que detecte la forma de cambiarlo. Se lleva a cabo en entrenamiento en las áreas específicas para la generación de las frecuencias antes mencionadas.

Con este entrenamiento se obtienen resultados rápidos y eficaces que se generalizan a las diferentes situaciones.

Nosotras hemos observado como padres, adolescentes y niños verbalizan que se sienten más tranquilos y controlados, y sobre todo que se dan cuenta de cuándo pierden el control y saben cómo cambiarlo.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y aprendizaje

Neurofeedback y aprendizaje

Los aprendizajes al principio siempre son difíciles, requieren de práctica, trabajo y dedicación, y en ocasiones a pesar de que se les dedique tiempo es complicado. ¿Cómo puede ayudar el neurofeedback en estos casos?

Para aprender el cerebro necesita emitir un estado de ondas determinado para que este favorezca la adquisición del conocimiento. Si el estado de ondas emitidas está caracterizado por ondas de una frecuencia muy elevada, el sujeto en lugar de aprender está inmerso en preocupaciones y pensamientos que no le permiten adquirir lo aprendido. Por el contrario, si las ondas tienen una frecuencia demasiado baja el sujeto estará despistado, ensimismado o despistado lo cual no permitirá el aprendizaje.

El cerebro debe tener una activación determinada para poder aprender en ciertas áreas, y el neurofeedback permite al sujeto a darse cuenta cuándo y cómo está de activado o desactivado y le permite aprender a modificarlo a través del entrenamiento.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

¿Por qué funciona el neurofeedback?

¿Por qué funciona el neurofeedback?

Nuestra experiencia en estos últimos 8 años con el neurofeedback nos ha mostrado una gran eficacia y efectividad de su funcionamiento.

Es una herramienta de gran utilidad con la que el profesional puede operativizar y mostrar las mejoras en el sujeto con el que esté trabajando.

Los sujetos que entrenan con esta herramienta observan que son conscientes de los cambios en su comportamiento como la atención, ansiedad o falta de control.

El neurofeedback funciona porque el profesional, a través de esta herramienta, muestra al sujeto estrategias que le ayudan a darse cuenta, a ver cuándo le ocurre lo que favorece que el sujeto ponga en marcha sus estrategias que le hacen ser más efectivo o sentirse mejor, y a su vez observa si estas estrategias le son o no efectivas. Por todo ello se da un aprendizaje que hará que el sujeto adquiera la forma de mejorar lo que necesita en cada momento y se de cuenta de cuándo hacerlo. El cerebro aprende a través de un condicionamiento operante a estar tranquilo y a ser eficaz.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

¿El neurofeedback es para siempre?

¿El neurofeedback es para siempre?

Lo primero de todo es recordar qué es el neurofeedback, el neurofeedback o biofeedback EEG es una herramienta gracias a la cual el profesional enseña al sujeto, niño o adulto, a entrenar su mente.

El sujeto aprende a detectar sus estados mentales y a controlarlos. Aprende a controlar sus habilidades y estados como, la ansiedad, atención, capacidad de resolución de problemas, memoria o lenguaje entre otros. Aprende a darse cuenta de cómo se encuentra en cada momento y qué necesita hacer según la situación en la que se encuentra.

Se lleva a cabo un aprendizaje, una adquisición un cambio en el comportamiento, a través de un entrenamiento, al igual que se aprende a andar, escribir o a jugar al fútbol o al baloncesto. Cuando aprendes a practicar algún deporte necesitas entrenamiento y una vez aprendido no tienes porque volverlo a aprender, puedes perfeccionar pero ya lo has aprendido. Por todo lo anterior el neurofeedback no hay que entrenarlo siempre y una vez adquirido y generalizado no es necesario, ya que lo has aprendido. A todo ello se le suma el hecho de que al ser una adquisición la periodicidad del entrenamiento en un inicio es mayor para posteriormente ir disminuyendo, ya que al comenzar a aprender algo siempre necesitas una mayor práctica.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback en Radio Sol

Neurofeedback en Radio Sol

El pasado miércoles estuvimos en Radio Sol, en el programa Diverpapis, premiado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, hablando sobre el neurofeedback y sus aplicaciones en el TDAH entre otras patologías, queremos agradecer el que nos hayan invitado para poder exponer a los padres las posibles herramientas de trabajo.

Podéis acceder al contenido del programa en el siguiente enlace, nuestra colaboración es a partir del minuto 38.

Diverpapis: celos entre hermanos, Neurofeedback y ¡esgrima!

Esperamos volver en septiembre para poder resolver dudas de aquellos papis que lo necesiten.

Equipo Vaca Orgaz

[Arriba]

Prueba el neurofeedback y mejora tu vida

Prueba el neurofeedback y mejora tu vida

¿Cansado de comprar libros de autoayuda, de aplicar técnicas que no siempre funcionan, de intentar cambiar eso que siempre te genera malestar o de entrenarte para estar más tranquilo, sosegado o calmado?

Es cierto que existen una gran diversidad de estrategias y técnicas para la mejora de las alteraciones a nivel psicológico, pero también es cierto que no todas valen para todo ni para todos, depende de muchos factores el que estas funcionen como por ejemplo:

  • Tipo de profesional con el que se trabaje
  • Estado emocional en el que se encuentre el sujeto
  • Variables del entorno
  • Disposición para el cambio
  • Adherencia al tratamiento

Todas las variables anteriores son difíciles de controlar en su totalidad lo que en ocasiones lleva a la persona a enfrentarse a «fracasos» o ·»baches» en el camino del cambio los cuales no pueden encontrarse las causas de los mismos.

El neurofeedback, o biofeedback EEG, es una herramienta que ayuda al profesional y a la persona a detectar que los cambios que se están intentando llevar a cabo en realidad están siendo interiorizados y son óptimos para él, ayuda a ver el por qué y el cómo de lo conseguido o no.

No pierdas la oportunidad.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]