Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Etiqueta: mejora

Neurofeedback y dolor crónico

Sin títuloEl dolor crónico es una patología muy común difícil de manejar y tratar. El concepto de dolor es un término subjetivo que está determinado no sólo por aspectos físicos sino también psicológicos y fisiológicos. Es de todos sabido que el cómo se afronte o acepte determinada situación influirá en la percepción de la misma. El biofeedback es una herramienta con la que el profesional y el sujeto pueden observar cómo cambian sus variables fisiológicas, pudiendo entrenarle para el control de las mismas y como consecuencia la reducción de su malestar.

Miguel A. Vallejo ParejaCatedrático de Terapia Cognitivo Conductual, Facultad de Psicología de la UNED observa en un estudio que la onda cerebral relacionada con la percepción del dolor corresponde al aumento de las frecuencias 13-35 Hz y la disminución de 8-12 hz. De este modo con el entrenamiento en el aumento de la frecuencia 8-12 y disminución de 13-35 puede conseguirse la disminución de la percepción del dolor en el sujeto. De este modo se conseguirá que con un cambio interno el sujeto consiga de manera activa un cambio externo en los síntomas controlando su dolor. Sime, 2004 y Tan y cols., 2006 comprueban en un estudio que tras el entrenamiento en biofeedback EEG los sujetos informaban de una percepción menor del dolor.

Información obtenida de:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000300009

Belén Pozo

Psicóloga

Neurofeedback en trastornos de aprendizaje

Existen múltiples y numerosas definiciones de aprendizaje; se entiende como el proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y actitudes posibilitado mediante el estudio, la enseñanza o la experiencia. En palabras de Chance (1984), se define como un cambio relativamente estable, sin especificar, dentro del organismo que posibilita un cambio en la conducta; se debe a la experiencia y no puede explicarse en términos de reflejos, instintos o maduración o influencia de la fatiga, de las lesiones, enfermedades o drogas.

A los tipos de estímulos que ayudan a aumentar una conducta, y por tanto a que ésta se aprenda se les denomina reforzadores; existen dos tipos de reforzador:

  • Reforzador positivo: Implica la aparición o aumento de la intensidad de un estímulo y repercute en la probabilidad de que se repita la conducta.
  • Reforzador negativo: Implica el quitar o disminuir la intensidad de un estímulo y repercute en la probabilidad de que se repita la conducta.

En el presente estudio, continuación de otro anterior el cual sirvió como seguimiento, se estableció un tratamiento basado en la neurorretroalimentación a un total de 16 niños con Trastorno del Aprendizaje y retraso en la maduración de su electroencefalograma (EEG). Se consideraron dos grupos: a uno de 8 niños se le dio tratamiento con reforzador positivo y otro recibió tratamiento con reforzador negativo.

De los resultados obtenidos fue posible extraer, entre otras, las siguientes conclusiones:

  • Aunque se observó mejoría en ambos grupos, éstos fueron más rápidos en el grupo al que se le administró el tipo de reforzador negativo.
  • Ambos grupos, tres años después del tratamiento, continuaron mostrando mejoría, tanto en el EEG como en su conducta.
  • En el EEG, es posible observar que el aprendizaje se da en primer lugar en el grupo que recibió refuerzo negativo y no parece extinguirse con el paso del tiempo.
  • La mejoría conductual parece ser superior también en el grupo de reforzador negativo debido a la generalización a otras áreas de la vida de los sujetos, no solo en el ámbito del laboratorio.
  • La neurorretroalimentación que reduce el coeficiente theta/alfa es exitosa en el tratamiento con niños con Trastornos del Aprendizaje y retraso en la maduración del EEG.

Información extraída de:

http://ri.uaq.mx/bitstream/123456789/2117/1/RI001619.pdf

Aida Mañero

Psicóloga

[Arriba]

Trastorno de estrés post-traumático (TEPT) y neurofeedback

trn---wide-band---1-mon_1Según el DSM-IV-TR en el trastorno de estrés postraumático (TEPT), los criterios diagnósticos vendrían a ser los siguientes:

  1. La persona ha estado expuesta a un acontecimiento traumático en el que han existido 1 y 2:
    1. la persona ha experimentado, presenciado o le han explicado uno (o más) acontecimientos caracterizados por muertes o amenazas para su integridad física o la de los demás
    2. la persona ha respondido con un temor, una desesperanza o un horror intensos. Nota: En los niños estas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitados

    B. El acontecimiento traumático es reexperimentado persistentemente a través de una (o más) de las siguientes formas:
    1. recuerdos del acontecimiento recurrentes e intrusos que provocan malestar y en los que se incluyen imágenes, pensamientos o percepciones. Nota: En los niños pequeños esto puede expresarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma
    2. sueños de carácter recurrente sobre el acontecimiento, que producen malestar. Nota: En los niños puede haber sueños terroríficos de contenido irreconocible
    3. el individuo actúa o tiene la sensación de que el acontecimiento traumático está ocurriendo (se incluye la sensación de estar reviviendo la experiencia, ilusiones, alucinaciones y episodios disociativos de flashback, incluso los que aparecen al despertarse o al intoxicarse). Nota: Los niños pequeños pueden reescenificar el acontecimiento traumático específico
    4. malestar psicológico intenso al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático
    5. respuestas fisiológicas al exponerse a estímulos internos o externos que simbolizan o recuerdan un aspecto del acontecimiento traumático

    C. Evitación persistente de estímulos asociados al trauma y embotamiento de la reactividad general del individuo (ausente antes del trauma), tal y como indican tres (o más) de los siguientes síntomas:
    1. esfuerzos para evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones sobre el suceso traumático
    2. esfuerzos para evitar actividades, lugares o personas que motivan recuerdos del trauma
    3. incapacidad para recordar un aspecto importante del trauma
    4. reducción acusada del interés o la participación en actividades significativas
    5. sensación de desapego o enajenación frente a los demás
    6. restricción de la vida afectiva (p. ej., incapacidad para tener sentimientos de amor)
    7. sensación de un futuro desolador (p. ej., no espera obtener un empleo, casarse, formar una familia o, en definitiva, llevar una vida normal)

    D. Síntomas persistentes de aumento de la activación (arousal) (ausente antes del trauma), tal y como indican dos (o más) de los siguientes síntomas:
    1. dificultades para conciliar o mantener el sueño
    2. irritabilidad o ataques de ira
    3. dificultades para concentrarse
    4. hipervigilancia
    5. respuestas exageradas de sobresalto

    E. Estas alteraciones (síntomas de los Criterios B, C y D) se prolongan más de 1 mes.

    F. Estas alteraciones provocan malestar clínico significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo

TRATAMIENTO

Para su tratamiento, una de las herramientas disponibles que se han venido estudiando es el denominado Neurofeedback el cual permite abordar y trabajar de una forma no invasiva para el sujeto, haciendo que se reduzcan los síntomas de forma considerable.

Dentro de los niveles de eficacia propuestos por La AAPB (Association for Applied Psyschophysiology and Biofeedback), la Asociación mundial de Biofeedback, junto con la ISNR (International Society for Neurofeedback and Research), el tratamiento del TEPT con Neurofeedback se incluiría en el nivel 2 de posible eficacia, en función de las investigaciones realizadas.

El estudio de esta patología y su intervención con Neurofeedback parece que se comenzó en la década de los 80; posteriormente, algunos años más tarde se llevaron a cabo más estudios al respecto, como el realizado por Peniston y Kulkosky (1991) en el cual se compararon dos grupos de veteranos de guerra de Vietnam los cuales presentaban TEPT: a uno de ellos se les realizó un tratamiento con Neurofeeback y al otro no. Los resultados mostraron que los síntomas en el grupo de Neurofeedback se redujeron de forma significativa en comparación con el otro grupo y que los mismos únicamente aparecieron en un 20% transcurridos dos años, en contraposición con el 100% del grupo que no recibió sesiones de entrenamiento.

Información extraída de:

http://www.braintrainuk.com/wp-content/uploads/2013/10/Peniston-alpha-theta-PTSD.pdf

Aida Mañero Ocarranza

Psicólga

[Arriba]

Neurofeedback y epilepsia

En este artículo, se hace una revisión de la literatura relacionada con las investigaciones que se han llevado a cabo acerca de la eficacia del tratamiento de Neurofeedback (biofeedback EEG) en la disminución de la frecuencia de las convulsiones en la epilepsia.

El Biofeedback EEG o Electroencefalografía, podría ser considerado como una alternativa de tratamiento para los pacientes que tienen epilepsia, porque en muchos de los casos, los tratamientos farmacológicos, pueden controlar las convulsiones pero cuando con la medicación se siguen repitiendo, un tratamiento alternativo, como es el caso del Neurofeedback, puede ser utilizado para el control de estas crisis.

El trabajo con esta técnica se centra fundamentalmente, en la modificación de los Potenciales Corticales Lentos (SCP) y del Ritmo Sensoriomotor (SMR).

El número, la frecuencia y la duración de las sesiones, varía en función de los estudios. Para el entrenamiento del SMR, como mínimo se establecen 30 sesiones de 45 minutos cada una de ellas, dos o tres veces por semana y, generalmente, la colocación de los sensores se realiza en los puntos C3 y CZ. En el caso de los SCP, el número de sesiones oscila entre 28 y 35 minutos y el punto de colocación, es el punto central Cz

Información obtenida de:

Renee S. Monderer, Daniel M. Harrison, and Sheryl R. Haut (2002). Neurofeedback and epilepsy. Volume 3, Issue 3, Pages 214–218

Miriam Benavides

Psicóloga

[Arriba]

Efectos del neurofeedback en el TDAH

DSC_0073Inmaculada Moreno García, José Antonio Lora Muñoz, Mª Mar Aires González y Susana Meneres Sancho en la Universidad de Sevilla han llevado a cabo un estudio sobre los efectos del neurofeedback en el TDAH basándose en las investigaciones en las que se observan una mayor proporción de ondas lentas en las
regiones frontales y centrales, lo que se relaciona con una menor actividad cortical. Los protocolos de tratamiento estudiados se centran en el entrenamiento combinado de theta, beta y SMR, que según Sherlin en 2010, son los más específicos. Se centran en el decremento de 4-8 Hz e incremento de 15-20 Hz así como 12-15 Hz.

Llevan a cabo una evaluación de 4 registros de 3 minutos en los que el sujeto mira a  un punto fijo, lee, escucha activamente y dibuja figuras del test de Bender. En el entrenamiento del estudio se aplicó un protocolo Theta / Beta estandarizado, de 30 sesiones de 25 minutos de duración.

Tras el entrenamiento se observa una disminución de la ratio Theta/Beta en la medida general así como en la tarea de lectura. El decremento de las ondas lentas es mayor en las tareas de mirar un punto fijo y copiar el test de Bender. Además en la tarea de lectura se observa un aumento de ondas rápidas.

A nivel comportamental se observa una mejora en la capacidad de reflexividad y autocontrol.

Belen Pozo

Psicóloga-Técnica en Neurofeedback

Información obtenida de: 

Tratamiento de neurofeedback en el TDAH. Efectos registrados a partir de medidas neurológicas. Inmaculada Moreno García, José Antonio Lora Muñoz, Mª Mar Aires González y Susana Meneres Sancho Universidad de Sevilla IX CONGRESO NACIONAL DE PSICOLOGÍA CLÍNICA. ISBN: 978-84-694-3972-2

[Arriba]

Neurofeedback y depresión

 Son varios los artículos que se han publicado respecto al funcionamiento del Biofeedback EEG en la Depresión. En ellos, se mencionan los diferentes protocolos de Neurofeedback que existen en la actualidad y los resultados obtenidos tras su uso.

 Álvaro Machado Dias y Adrian van Deusen establecen un nuevo protocolo de actuación en una mujer de 42 años de edad. Este protocolo consiste en reforzar las ondas cerebrales Beta 1 y reducir las Beta 3.

 Para ello, combinan este protocolo con los más utilizados en el tratamiento de la Depresión: asimetría de Alfa e incremento de la relación Beta/Theta.

 Realizan un ensayo clínico de diez sesiones de 60 minutos de duración cada una de ellas (dos sesiones a la semana).

 Un mes después de la finalización del tratamiento, la reducción de la sintomatología seguía presente en la usuaria: disminución de la irritabilidad, menor dificultad para dormir, menor frecuencia de pensamientos negativos y disminución de sintomatología ansiosa.

  Artículo obtenido de:

http://www.redalyc.org/pdf/172/17217456034.pdf

Miriam Benavides

Psicóloga

[Arriba]

Biofeedback en el tratamiento de la psoriasis

La psoriasis es una enfermedad de la piel que provoca irritación y enrojecimiento. Generalmente aparece en rodillas y codos, aunque puede encontrarse en cualquier parte del cuerpo (cuero cabelludo, cara, planta de los pies,…)

 No parece que haya una causa específica, muchos factores pueden contribuir a su aparición: el consumo de tabaco y de alcohol, el aire seco, las infecciones virales o bacterianas, las lesiones en la piel (cortes, quemaduras,…) o, un exceso o una falta de exposición solar.

 El tipo de tratamiento estará en función de la gravedad de esta enfermedad, de la edad del paciente, de su estilo de vida o de otras enfermedades que pueda padecer. Por lo general, se utilizan cremas o pomadas de cortisona, de ácido salicílico o ácido láctico, medicamentos que tengan vitamina D o A, o champús,…. Otros tratamientos empleados son fármacos, inyecciones y fototerapia.

 Como el estrés también se asocia a la aparición de esta enfermedad, el uso de la técnica de Biofeedback, en combinación con otras técnicas habituales, se ha visto prometedor para el tratamiento de la psoriasis.

 Los autores de este artículo, realizan un estudio con estudiantes de la Universidad de San Francisco a los que se les incluye en un programa de control del estrés durante seis meses. El 82% de ellos reportan una mejoría en su sintomatología.

 Algunos de los factores que se destacan para el buen funcionamiento de este tratamiento son:

  • El entrenamiento diario
  • Las sesiones grupales que fomentan las relaciones sociales
  • Las descripciones de las propias experiencias

En la mayoría de los casos, un mes de práctica es suficiente para experimentar una mejoría significativa y esto a su vez facilita la motivación de los estudiantes para seguir formando parte de este programa.

James de 23 años de edad, es uno de los usuarios que participan en el programa. Durante cinco años ha sufrido esta enfermedad y el tratamiento médico tradicional no le ha funcionado. Esta falta de respuesta al mismo, hace que busque un enfoque alternativo.

Se toman medidas pre y postratamiento (tres semanas más tarde, al finalizar el tratamiento con Biofeedback) de temperatura, de conductancia de la piel, del pulso de volumen de sangre, de respiración torácica y abdominal y, de Electromiografía en el trapecio superior derecho.

Durante la evaluación, James debe de estar con los ojos cerrados y sentado. El proceso evaluador, consta de varias etapas. En un primer momento, permanece de manera relajada (entre 3 y 5 minutos), a continuación, se le presenta un estímulo estresante en imaginación (sentir síntomas de picor durante 3-5 minutos), pasados esos minutos, ha de relajarse nuevamente (entre 3 y 5 minutos), a continuación, el profesional roza la zona de piel afectada del usuario y finalmente, vuelve a relajarse (entre 3 y 5 minutos).

El caso de James, muestra como un tratamiento combinado para la gestión del estrés en el que se incluye la técnica de Biofeedback, es un método eficaz para el tratamiento de la psoriasis crónica.

 Información obtenida de: 

http://www.aapb-biofeedback.com/doi/pdf/10.5298/1081-5937-41.4.01

 

Miriam Benavides
Psicóloga

 

[Arriba]

Entrenamiento en neurofeedback para la adicción a opiáceos

El fenómeno de la adicción a las sustancias ha sido abordado tradicionalmente desde un punto de vista farmacológico y cognitivo-conductual, no obstante algunos autores han señalado ciertas limitaciones al respecto. De este modo, desde hace algunos años se ha venido subrayando la necesidad de la aplicación de terapias alternativas o complementarias para el tratamiento de este tipo de trastorno con efectos de larga duración y efectos secundarios mínimos.

En este sentido, el presente estudio se realizó para analizar la efectividad del neurofeedback en la dependecia a opiáceos, según los criterios del DSM-IV-R. Se presentaron dos tipos de grupos, uno control y otro experimetal, con un n=20; todos los sujetos eran hombres de entre 20 y 50 años con problemas de adicción en concreto al opio, heroína y crack heroína de forma fumada. Al grupo experimental, el cual recibió tratamiento con neurofeedback, le fueron aplicadas un total de 30 sesiones con dicha herramienta durante las cuales se entrenó el ritmo sensoriomotor (SMR) en el punto Cz, seguido de un protocolo Theta / Alfa en el punto Pz.

 Tras la realización de dicho estudio, fue posible comprobar que el neurofeedback reduce el deseo de emplear sustancias y mejora la salud mental general de los pacientes con dependencia a opiáceos, tal y como ya lo abalaron estudios anteriores en relación a la adicción al alcohol. De los resultados de estos autores se puede desprender que el entrenamiento en neurofeedback durante un periodo considerable de tiempo puede ser más eficaz que el tratamiento farmacológico solo en el tratamiento de abuso de sustancias y de la promoción de la salud mental.

 Aida Mañero Ocarranza 

Psicóloga

Información obtenida de:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3650238/

 

[Arriba]

¿Por qué no consigo relajarme? No todo el mundo se estresa igual

Sin títuloAnte una situación de peligro o estresante cada persona reacciona de una manera diferente. El mantenimiento de situaciones estresantes o interpretaciones de las mismas por parte del sujeto lleva a presentar alteraciones en el sueño, estado de ánimo, patrones de alimentación o en variables del estado de salud entre otras como resultado de un agotamiento del sujeto. Las consecuencias a medio y largo plazo afectan en la vida de las personas que acuden a diferentes profesionales para buscar una solución. Pero no todas siempre la misma solución funciona en diferentes sujetos debido a que no todos reaccionan de la misma manera.

Ante estas circunstancias el sistema fisiológico del sujeto actuará de una manera u otra: preocupándose, intentando huir de ello o preparándose para huir o tensionándose a nivel muscular. Según si se reacciona de manera cognitiva, fisiológica o muscular se tendrán diversas reacciones y consecuencias a medio y largo plazo, por lo que las soluciones no pueden ser las mismas.

A través de los aparatos de biofeedback se valora cómo reacciona cada sujeto a esas circunstancias para así poder adaptar el tratamiento al sujeto y que sus problemas sean controlados por él mismo. De este modo puede visualizar cómo su cuerpo reacciona y como modularlo, será el sujeto el que lo haga y tendrá consciencia de ello, lo que facilitará la generalización así como que en situaciones futuras similares pueda controlar sus reacciones ya que será consciente de cómo varía y cómo debe reaccionar.

Belén Pozo

Psicóloga- Técnica Biofeeback y Neurofeedback

[Arriba]