Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Etiqueta: dolor crónico

Neurofeedback y dolor crónico

Se considera dolor crónico aquel que persiste más de tres meses (Merskey y Bogduk, 1994; Pedrajas y Molino, 2008). Bajo la definición de dolor crónico es posible aglutinar diferentes patologías como son la lumbalgia, la fibromialgia, la artrosis o las cefaleas, entre otras.

En cuanto al abordaje de la sintomatología propia de las patologías que se encuadran dentro del dolor crónico anteriormente citadas, varios son los estudios que analizan el papel del Neurofeedback como herramienta que permita la intervención, así como sus resultados en cuanto a la eficacia comprobada.

Uno de los autores más implicado en el análisis, estudio y comprobación de la eficacia del EEG-NF en el tratamiento del dolor es Jensen. Este autor y sus colaboradores llevaron a cabo un estudio con pacientes con dolor espinal crónico, cuyos resultados sugirieron que el aumento de la actividad Alfa y la reducción de Beta en las regiones concretas T3-T4 y C3-C4 era asociada a una mejoría significativa de los efectos más adversos del dolor y el malestar psicológico asociado al mismo. (“Steps toward developing an EEG biofeedback treatment for chronic pain”).

En lo referido a la fibromialgia, el primer estudio clínico con EEG-NF fue el que llevaron a cabo en conjunto Kayiran y sus colaboradores en el cual incluyeron pacientes que cumplían por un lado los criterios “American College of Rheumatology“ (ACR) de 1990 para la fibromialgia, y por otro los del Manual de Diagnóstico Estadístico de los Trastornos Mentales-III (DSM-III). Para llevar a cabo la evaluación fueron incluidas medidas de dolor, fatiga, depresión y ansiedad, así mismo, los pacientes fueron repartidos en dos grupos de tratamiento, 18 que recibieron EEG-NF y otros 18 que recibieron tratamiento con escitalopram. Se realizaron 20 sesiones para reforzar la frecuencia en las bandas de 12-15 Hz.

Los dos grupos manifestaron una determinada mejoría, aunque aquellos sujetos que fueron tratados con Neurofeedback fueron los que experimentaron una mayor disminución de los síntomas. (“Neurofeedback intervention in fibromyalgia syndrome; a randomized, controlled, rater blind clinical trial”).

Otro estudio realizado con potenciales evocados de latencia larga (P300) evidenció que el tratamiento con Neurofeedback producía un aumento de la amplitud y un retraso en la latencia de la P300, indicando una facilitación de los mecanismos inhibitorios talamocorticales facilitando así la reorganización de las vías neurales implicadas en la amplificación de la percepción de dolor. (“Learned self-regulation of EEG frequency components affects attention and event-related brain potentials in humans”).

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

Información extraída de:

http://scielo.isciii.es/pdf/clinsa/v22n1/v22n1a03.pdf

http://www.neuroclassics.org/PUBLICACIONES/MCorominas%202015%20Neurofeedback%20y%20Fibromialgia.pdf

 

 

Neurofeedback y dolor crónico

Sin títuloEl dolor crónico es una patología muy común difícil de manejar y tratar. El concepto de dolor es un término subjetivo que está determinado no sólo por aspectos físicos sino también psicológicos y fisiológicos. Es de todos sabido que el cómo se afronte o acepte determinada situación influirá en la percepción de la misma. El biofeedback es una herramienta con la que el profesional y el sujeto pueden observar cómo cambian sus variables fisiológicas, pudiendo entrenarle para el control de las mismas y como consecuencia la reducción de su malestar.

Miguel A. Vallejo ParejaCatedrático de Terapia Cognitivo Conductual, Facultad de Psicología de la UNED observa en un estudio que la onda cerebral relacionada con la percepción del dolor corresponde al aumento de las frecuencias 13-35 Hz y la disminución de 8-12 hz. De este modo con el entrenamiento en el aumento de la frecuencia 8-12 y disminución de 13-35 puede conseguirse la disminución de la percepción del dolor en el sujeto. De este modo se conseguirá que con un cambio interno el sujeto consiga de manera activa un cambio externo en los síntomas controlando su dolor. Sime, 2004 y Tan y cols., 2006 comprueban en un estudio que tras el entrenamiento en biofeedback EEG los sujetos informaban de una percepción menor del dolor.

Información obtenida de:

http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1130-52742008000300009

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Neurofeedback y dolor crónico

DSC_0068El dolor crónico es una patología la cual conlleva importantes consecuencias en la vida diaria de aquellas personas que lo padecen. No obstante, los tratamientos llevados a cabo hasta la fecha quizá no sean lo suficientemente eficaces, por lo que dicha problemática continúa aun sin aparente solución.

 El Neurofeedback supone una técnica que ha venido siendo empleada en los últimos años para el abordaje de esta patología. Uno de los autores más implicados en este sentido es Jensen, el cual junto con sus colaboradores ha realizado estudios cuyos resultados manifiestan el aumento de la actividad alfa y reducción de beta en las regiones T3T4 y C3C4, asociados a una mejoría significativa de los efectos más adversos del dolor y del malestar psicológico asociado.

 Con estas y otras investigaciones posteriores, parece evidenciarse que  es posible modificar la actividad de las regiones cerebrales implicadas en el procesamiento del dolor, mediante el uso de Neurofeedback, herramienta que parece ha demostrado ser útil en el tratamiento del dolor crónico de un modo relativamente fácil, no invasivo y adecuado a cada sujeto concreto y sus características.

 Información extraída de:

http://www.neuroclassics.org/PUBLICACIONES/MCorominas%202015%20Neurofeedback%20y%20Fibromialgia.pdf

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

[Arriba]

Disminución del dolor crónico con biofeedback EMG

compu1El dolor crónico en ocasiones es debido a patrones de movimientos inadecuados que generan tensión muscular, esta puede ser evaluada a través de una electromiografía de superficie, EMG con biofeedback, con protocolos de evaluación como los disponibles en Thought Technology http://thoughttechnology.com/index.php/, en los que el sujeto tras ser monitorizado por el profesional deberá tensar y relajar un grupo de músculos, para de este modo detectar el punto dañado, para posteriormente entrenarlo.

El Dr. Erik Peper, de EE.UU, llevó a cabo un estudio de estas características, con una paciente que sufría de dolores de cabeza durante 30 años como consecuencia de una inadecuada relajación del trapecio. Esto fue detectado después de realizar un estudio muscular. Durante el entrenamiento la paciente aprendió a detectar cuándo su músculo estaba tenso y de este modo relajarlo, para no llegar a producir agotamiento en el mismo y como consecuencia dolor.

Información obtenida de:

http://bfe.org/psychphys/Psychophysiology%20Today%20-%20Volume%209%20%20-%20Issue%201%20FINAL%20-%2013%20Apr%202014.pdf

Imagen obtenida de: 

http://thoughttechnology.com/media/catalog/product/cache/1/image/800×800/9df78eab33525d08d6e5fb8d27136e95/c/o/compu1.jpg

Belen Pozo

Psicóloga Técnica en Biofeedback y Neurofeedback

[Arriba]

Entrenamiento electromiográfico en pacientes con dolor de cabeza tensional, ansiedad y depresión.

Los factores emocionales están implicados en la aparición de las cefaleas tensionales. Las relaciones existentes entre éstas y los trastornos emocionales, como es el caso de la ansiedad y de la depresión, son propósito de este estudio y de otras muchas investigaciones. El padecer un trastorno emocional influye en la percepción del dolor y el padecer un dolor de manera crónica, afecta también al estado emocional.

M. C. Sánchez, M. I. Comeche y M. A. Vallejo, pretenden probar la eficacia del Biofeedback EMG (músculo frontal), en el tratamiento de 5 pacientes diagnosticados con ansiedad y 5 pacientes con diagnóstico de depresión que padecen a su vez, cefalea tensional crónica. A pesar de estar siendo tratados de su trastorno emocional primario, no han experimentado mejoría en relación al dolor de cabeza.

El entrenamiento se llevó a cabo a lo largo de 10 sesiones, con una frecuencia de una sesión semanal de aproximadamente 30 minutos cada una de ellas.

Tras finalizar el estudio, estos autores concluyen que el entrenamiento en Biofeedback EMG frontal, ha resultado ser eficaz en el tratamiento de dolores de cabeza de origen tensional ya que se  produce una disminución en la tensión muscular frontal.

Se comprueba que:

∙   disminuye la duración y la intensidad del dolor

∙    disminuye la predisposición ansiosa, relativamente estable, a percibir ciertos estímulos como amenazantes (nivel ansiedad-rasgo)

∙     mejora la calidad de vida en ambos grupos

∙   mejora el estado de ánimo en los pacientes diagnosticados con depresión

 Información obtenida de:

 http://revista.sedolor.es/pdf/1999_01_04.pdf

 Miriam Benavides

Neuropsicóloga

[Arriba]

Biofeedback y optimización de la respiración. Estudio de un caso

C.W., mujer de 64 años de edad, solicitó ayuda al centro Kaiser Permanente de San Francisco, para formar parte del programa de manejo del dolor crónico que en él se estaba llevando a cabo. Esta paciente, experimentaba dolor crónico y mostraba muchas dificultades para respirar.

La exploración general de la historia clínica de su infancia, que se le realizó para buscar elementos relacionados con su cuadro, reveló varios incidentes y condiciones que dificultaban su respiración. Con diez años, saltó desde un árbol y cayó sobre un nido de avispas causándole numerosas picaduras y una reacción alérgica muy grave. Con once años, la caída desde unas escaleras y la fractura de varias vértebras le provocó un breve período de falta de aire en los pulmones.

De esta manera, el miedo a volverse a lesionar, las picaduras de insectos, el shock anafiláctico que sufrió y la situación de asfixia, unidos al Trastorno Hipocondríaco que su madre padecía y las reacciones emocionales de ésta, ante los eventos anteriores, no favorecieron la mejoría de la paciente. Durante mucho tiempo, soñaba con estos incidentes y se despertaba sobresaltada.

Recibió tratamiento psicológico y su médico le prescribió analgésicos para aliviar el dolor, a dosis bajas y diarias.

En la actualidad, refería, tener dificultad para conciliar el sueño y descansar mientras dormía.

En el centro, se le enseñó estrategias para el manejo del dolor y se le hizo consciente de la manera en la cual respiraba. Se le enseñó a modular su respiración para que fuera más profunda y menos acelerada y se utilizaron para ello, sensores de tensión, a lo largo del abdomen para poder medir así el ritmo respiratorio y la amplitud de su inspiración. Inhalar y exhalar de manera irregular le producía un desequilibrio entre el aire que entraba y salía de sus pulmones.

La modulación de su ritmo respiratorio, se realizó con el apoyo del entrenamiento en la técnica de Biofeedback para hacerla más consciente de como respiraba actualmente y aprender a hacerlo así de forma adecuada.

La disnea que padecía y la respiración demasiado superficial o demasiado lenta, estaban vinculadas a la caída, a las picaduras de las avispas y al choque anafiláctico.

 El cambio del patrón habitual de respiración por medio de la técnica de Biofeedback, resultó ser más adecuado y su dolor y el uso de los medicamentos se redujeron. El Biofeedback mejoró la autorregulación de su respiración.

Información obtenida de:

http://www.resourcenter.net/images/AAPB/Files/Biofeedback/2008/biof_case_study.pdf

Miriam Benavides

Neuropsicóloga

 

 

 

 

 

[Arriba]