Centro Neurofeedback Vaca-Orgaz

Especialistas en Neurofeedback y Biofeedback. Miembros fundacionales del Grupo de Trabajo Biofeedback y Neurofeedback del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid. Centro Sanitario nº: CS 13346 Teléfono: 917599084

Etiqueta: mejora

Biofeedback para los problemas de sueño

Sin títuloBiofedback para los problemas de sueño

Son diversas las alteraciones que se pueden dar en el sueño, sea cual sea, altera de manera significativa la vida diaria del sujeto. Ante esto la persona suele presentar sintomatología como:

  • Dificultades de concentración
  • Dolores de cabeza
  • Dolores musculares
  • Alteraciones en el estado de ánimo
  • Ansiedad
  • Tensión muscular
  • Irritabilidad

Todo ello lleva al sujeto a acudir a diferentes remedios para la mejora de los mismos; desde fármacos a estrategias de relajación, pero no siempre funcionan o si funcionan una vez se deja de tomar vuelven a aparecer las dificultades.

Dentro de las dificultades para el sueño podemos hablar de 3 grupos:

  • De conciliación del sueño
  • Despertares
  • Falta de descanso

Aunque son 3 grupos diferentes ambos comparten una característica común que es la sobreactivación fisiológica o mental que dificulta el sueño. Para entrar en el suelo, retomarlo o que este sea reparador se necesita que haya un nivel de activación bajo para que se de una desconexión, por ello, una alta activación dificulta la adquisición del mismo.

Con el biofeedback y neurofeedback el sujeto aprende a detectar cuando tiene un elevado nivel de activación fisiológica para disminuirla. A través de sesiones de entrenamiento el sujeto disminuye su umbral de activación lo que favorece la conciliación y eficacia del sueño. Pacientes que han acudido a nuestro centro comentan que ven resultados a partir de la tercera sesión y los cambios son estables en el tiempo.

No lo dudes

Ven a visitarnos, y pruebalo

Belén Pozo

Psicóloga

 

Neurofeedback: Trastorno Bipolar

procomp2Neurofeedback: Trastorno Bipolar

El trastorno bipolar o también llamado trastorno afectivo bipolar, es una enfermedad mental caracterizada por presentar cambios inusuales en el estado de ánimo, ya que se encuentran afectados los mecanismos neurobiológicos encargados de la regulación del estado anímico.

Los pacientes que sufren este trastorno presentan cambios rápidos, extremos e intensos, pudiendo mostrar un estado eufórico extremo donde se encuentran más activos de lo habitual, más felices y animados, o por el contrario, pasan a un estado de tipo depresivo, donde se encuentran decaídos, apáticos, pasivos y con un estado de tristeza máxima.
Los cambios en el estado de ánimo confluyen entre el polo maniaco (eufórico) y el polo depresivo, pero pueden presentarse también episodios de tipo mixto, cursando síntomas mezclados de ambos polos.
La duración de los episodios pueden perdurar entre una o dos semanas e incluso llegar a prolongarse en algunas ocasiones unas semanas más.

En consecuencia, estos cambios pueden acabar afectando a nivel cognitivo y conductual, viéndose influenciada en la toma de decisiones, así como poder presentar comportamientos desacertados o erróneos en su vida, perjudicando a la persona a nivel social, familiar, laboral, económico…

Actualmente, el trastorno bipolar no tiene una cura definitiva, pero sí existen distintos tratamientos que ayudan a controlar los síntomas y a mejorar la calidad de vida de las personas. Entre éstos, cabe destacar la ayuda farmacológica (estabilizadores del estado de ánimo) y el apoyo psicológico. Aunque actualmente se conocen otros tratamientos novedosos y complementarios a los demás métodos, que ayudan a mejorar la calidad de vida y la estabilidad de este trastorno, destacando entre ellos la técnica en Neurofeedback.

Esta técnica se encarga de dar feedback directo de la actividad cerebral de los sujetos. El objetivo de este tratamiento es poder controlar y estabilizar la actividad que causan las posibles alteraciones en el estado de ánimo, mejorando el funcionamiento de las redes neuronales, las cuales se encargan de poder regular los distintos procesos emocionales y cognitivos.

Cuando se evalúa el estado depresivo, se observa una predominancia de ondas Delta y Theta. En cambio cuando se encuentra en un estado maniaco (eufórico), el predominio de ondas es de tipo Hi-beta.

En definitiva esta técnica va a ayudar a reeducar, estabilizar y regular los patrones a modelos más saludables. Todo ello ayudará a los sujetos a autorregularse y a promover la estabilidad del estado de ánimo, así como proporcionar:
• Mayor susceptibilidad a los cambios de humor.
• Mejora de las habilidades y relaciones sociales.
• Aumento de la capacidad de concentración.
• Reducción de la ira.
• Mayor tolerancia a la frustración.

Ed Hamlin, neuropsicólogo del Instituto Pisgah en Carolina del Norte, realizó un estudio en pacientes diagnosticados de trastorno bipolar. De los más de 40 pacientes que accedieron al estudio, muchos de ellos fueron hospitalizados con frecuencia por motivo de su trastorno. Posteriormente estos pacientes fueron entrenados mediante la técnica de Neurofeedback, observando importantes avances, ya que fueron capaces de:
• Reducir de las dosis de la medicación.
• Mejoraron la calidad de las relaciones sociales.
• Optimizaron el rendimiento tanto en el trabajo y como en la escuela.
• Presentaron mayor estabilidad anímica.
• Redujeron el número de ingresos por hospitalizaciones.

Algunos pacientes que tenían tratamiento de por vida o que llevaban durante 20 años tomando fármacos, fueron capaces de poner fin a la medicación de una forma segura.

Por lo que podemos considerar que esta técnica puede llegar a favorecer la disminución en la toma de las dosis o el cambio del tratamiento farmacológico administrado, mejorando el curso de este trastorno y fomentando una mayor calidad de vida de las personas que lo padecen.
Información obtenida:
-http://www.nimh.nih.gov/health/publications/espanol/trastorno-bipolar/index.shtml
-http://www.sepsiq.org/file/Royal/TRASTORNO%20BIPOLAR.pdf
-http://www.aboutneurofeedback.com/conditions/bipolar-disorder/

Rocio Delgado

Psicóloga

[Arriba]

Ya no más contracturas musculares

Sin títuloYa no más contracturas musculares

Cada vez es más común que acudan a consulta sujetos solicitando estrategias de relajación para mejorar sus dolores musculares. Las tensiones, preocupaciones y problemas del día a día, afectan al sistema musculoesquelético en el cual aparecen contracturas diversas en espalda y cervicales entre otras. La solución primera, es acudir al fisioterapeuta, el cual elimina dicha contractura muscular, pero con el paso del tiempo esta vuelve a aparecer ¿se puede aprender a que no aparezcan tanto?

Con el biofeedback se puede aprender a controlar los músculos y su tensión, conocer el estado de los mismos y aplicar las estrategias adecuadas para que las contracturas aparezcan en menor medida o no lleguen a aparecer.

¿Cómo se consigue?

El primer paso es llevar a cabo una evaluación en la que se colocarán unos electrodos de superficie en las zonas en las que el sujeto siente malestar, a continuación podrá observar en un ordenador el nivel de tensión de sus músculos.

Una vez detectada el área a trabajar se llevan a cabo sesiones de entrenamiento semanales en las que el sujeto a través de ejercicios aprenderá a relajar el músculo y a detectar cuando este está tenso. De este modo sus músculos serán controlados y las contracturas no se generarán con la misma facilidad.

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Acabar con el estrés sin fármacos

dgEl estés es la patología de la sociedad, se vive en constante tensión y con falta de tiempo pero ¿se puede eliminar el estrés? Realmente necesitamos el estrés para enfrentarnos a la actividad frenética del día a día, pero ¿hasta dónde? Los límites a los que se está llevando el estrés están afectando a la salud de las personas: enfermedades cardíacas, problemas de sueño y alimentación, cefaleas,dolores musculares y alteraciones del estado de ánimo, entre otras afectan a un gran porcentaje de la población.

¿Cómo puedo controlarlo? ¿sólo me puedo medicar? La medicación es una opción pero no es la solución ya que no enseña a manejar la situación de estrés no enseña a sacarle el máximo partido a nuestro estado. Entonces ¿qué puedo hacer? el biofeedback es una herramienta que ofrece la oportunidad de aprender a controlar tu cuerpo a detectar cómo te encuentras y manejarlo.

A través de la medición de tus variables fisiológicas como la temperatura, respiración o tensión muscular, aprendes a observar cómo se encuentra tu cuerpo y llevar a cabo estrategias para relajarlo sacando el máximo partido a tu capacidad para solucionar las situaciones. Con el entrenamiento en biofeedback desaparecerán los bloqueos cognitvos, despistes y dificultades para tomar decisiones.

Según el Instituto Burmuin del País Vasco «Con este mé́todo, la persona aprende a controlar sus estados de calma y concentració́n a la vez, cuantificar sus variables fisioló́gicas, incluyendo el estado cerebral (que es medido en ondas alfa, zeta, beta… ), y conseguir valores de normalidad».

Información en:

http://www.abc.es/sociedad/20140623/rc-biofeedback-ultimo-para-combatir-201406231403.html

Belén Pozo

Psicóloga

[Arriba]

Biofeedback y temperatura periférica

dgSe considera la temperatura periférica, también denominada como superficial, como aquella que se registra en las regiones distales de las extremidades corporales. Se trata de la temperatura de la piel y de aquellos tejidos inmediatamente subyacentes a la misma.

El Biofeedback que ofrece información a través de dicha variable fisiológica, Biofeedback de temperatura periférica (BFB-T), ha sido ampliamente estudiado y aplicado al tratamiento de diversas y diferentes patologías, entre otras a:

  • cefaleas,
  • la enfermedad de Raynaud,
  • la hipertensión esencial,
  • la dismenorrea funcional,
  • la psoriasis,
  • la artritis reumatoide o
  • el síndrome de colon irritable

(Sanz Fernández, Jesús (1990) Biofeedback de temperatura periférica: II. Aplicaciones al tratamiento de trastornos psicofisiológicos. Revista Española de Terapia del Comportamiento, 8 (1). pp. 17-51).

El instrumental empleado para la medición y obtención de feedback y datos objetivos y medibles, consiste en un sensor cuya colocación se realiza normalmente en un dedo de la mano y a través del cual el sujeto obtiene información precisa e inmediata a cerca de la temperatura de la piel de la zona en la que se ha colocado dicho sensor, favoreciendo de este modo que el individuo a través de la obtención de dicha información pueda modificar voluntariamente tal variable, conociendo qué ocurre a nivel interoceptivo cuando sube o baja su temperatura periférica.

Dependiendo de los autores, unos y otros consideran la consecución de dicho control en diferentes puntos y/o momentos; “según Sargent y cols (1985) se puede decir que el sujeto controla su temperatura voluntariamente si puede incrementar un mínimo de 1ºF (0.55ºC) en un minuto desde una linea base estable hallada en situación de reposo. Solbach y Sargent (1983) utilizaron un criterio de 1.5ºF/minuto (0.8ºC/minuto), mientras que el que propone Fahrion (1977) es […] entrenar al sujeto hasta que alcance de manera consistente un mínimo de 95.5ºF (35,27ºC) en su temperatura digital”. Según estas y otras diferentes investigaciones llevadas a cabo al respecto, se ha podido afirmar que  son más fáciles de obtener los descensos de temperatura periférica inducidos por BFB-T que los incrementos. Además, se ha podido comprobar igualmente que dichos cambios se encuentran sujetos a diferencias interpersonales así como a habilidades relacionadas con el propio aprendizaje.

Del mismo modo, se han descrito algunas consideraciones previas que permitan una medida fiable y lo más exacta posible y que son necesarias tener en cuenta a la hora de llevar a cabo un entrenamiento, eliminando en lo posible el efecto de posibles influencias externas:

  • Control de la temperatura previa a la que ha estado sometido el sujeto, en función de si proviene de un lugar o situación de frío o calor, de modo que se adapte a aquella temperatura a la que se encuentre el lugar de entrenamiento.
  • Control de la temperatura ambiental del lugar de entrenamiento.

Información obtenida de:

http://eprints.ucm.es/27176/1/Biofeedback%20de%20temperatura%20perif%C3%A9rica.pdf

Aida Mañero

Psicóloga

[Arriba]

Disminución de síntomas de ansiedad con neurofeedback

Sin título

La ansiedad es una patología muy común en la sociedad. Hay muchas técnicas para intentar controlarla pero en muchas ocasiones las propias características de la ansiedad hacen que la efectividad de las mismas sea baja.
La gente que presenta sintomatología ansiosa suele presentar un estilo de personalidad controlador y se muestra a la expectativa, por lo que los síntomas fisiológicos activan al sujeto y acrecienta su ansiedad. El intentar controlar los síntomas hace que estos aumenten, y cuando se intentan manejar su activación es tan elevada que es difícil volver a la línea base. Por ello el biofeedback enseña al sujeto a darse cuenta cómo se encuentra su organismo, le ayuda a detectar cuando hay una activación para así evitar que esta aumente y le afecte en mayor medida.
Stephanie M Dreis, Angela M Gouger, Edward G Pérez, G. Michael Russo, Michael A Fitzsimmons, Mark S. Jones, llevaron a cabo un estudio para analizar la efectividad de protocolos de entrenamiento en neurofeedback QEEG.
Analizaron 19 casos a los que hicieron una pre-evaluación y post-evaluación con cuestionarios.
Se llevó a cabo un entrenamiento con una periodicidad de 2 veces a la semana en sesiones de 30 minutos en la zona frontal y corteza sensoriomotora disminuyendo los estados de ondas lentas y muy rápidas y reforzando los estados de ondas alpha.

Tras el entrenamiento se vieron mejoras en la evaluación de los síntomas, problemas de pensamiento, somatización y evitación.


Información obtenida de:
http://www.neuroregulation.org/article/view/15620
Belén Pozo
Psicóloga
[Arriba]

Neurofeedback y daño cerebral adquirido

DSC_0087Según la Federación Española de Daño Cerebral, el DCA se define como “el resultado de una lesión súbita en el cerebro que produce diversas secuelas de carácter físico, psíquico y sensorial. Estas secuelas desarrollan anomalías en la percepción sensorial, alteraciones cognitivas y alteraciones del plano emocional”.

Las causas más frecuentes que producen este tipo de patología son los traumatismos craneoencefálicos, los accidentes cerebrovasculares (ictus) y los tumores y/o infecciones cerebrales, los cuales a su vez generan una serie de daños derivados como pueden ser los problemas en el nivel de alerta (arousal), en la cognición y la comunicación, en el componente motor, en el componente emocional, en el relacionado con la personalidad…

Así pues, dado el impacto producido por una afectación tal, los estudios e investigaciones llevados a cabo, dirigidos al descubrimiento de nuevas y eficientes intervenciones y tratamientos, son cada vez más numerosos. En este sentido, en la actualidad varios son los estudios realizados en relación al DCA y su tratamiento con terapia asistida mediante Neurofeedback, los cuales están arrojando datos interesantes y prometedores sobre su eficacia y utilidad en el abordaje de las secuelas anteriormente citadas.

Uno de estos estudios es el llevado a cabo por el Dr. Pedro Montoya en junio de 2012, en relación al abordaje de los déficits motores derivados del DCA; los objetivos de la presente investigación se describieron como:

  • Examinar la eficacia del Neurofeedback en pacientes con déficits motores debido a daño cerebral adquirido.
  • Desarrollar un protocolo estandarizado de Neurofeedback para utilizarlo en la intervención con pacientes con DCA.
  • Valorar y concluir si el entrenamiento con Neurofeedback muestra ventajas en cuanto a la eficacia y la satisfacción de los pacientes en comparación con otro tratamiento estándar.

Para ello, de un total de 110 sujetos ingresados por ictus tanto de causa isquémica como hemorrágica en la unidad de Neurorehabilitación del Hospital Sant Joan de Déu de Palma de Mallorca, se seleccionaron finalmente 30 individuos los cuales cumplían correctamente los criterios de inclusión; de ellos 15 fueron incluidos en el grupo control y 15 en el grupo de intervención.

Para el trabajo de Neurofeedback con el grupo de intervención se seleccionó la frecuencia 12-20 (ritmo sensoriomotor) en los puntos de localización craneal C3 y C4 del sistema internacional, en sesiones de unos 25 minutos de duración en total.

Con todo ello, y tras la intervención llevada a cabo en ambos grupos, el estudio permite concluir que el tratamiento complementario con Neurofeedback en comparación con un tratamiento estándar logra inducir cambios de gran relevancia en diferentes parámetros funcionales y electrofisiológicos.

Información obtenida de:

http://www.imserso.es/InterPresent2/groups/imserso/documents/binario/010_141idi.pdf

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

 

[Arriba]

Biofeedback en el deporte

Pierre Beauchamp, es Doctor en Psicología del Deporte en la Universidad de Montreal,  Fundador de Pico Sport Performance MindRoom y entrenador de alto rendimiento deportivo para Equipos Olímpicos Nacionales en Canadá. Su amplia experiencia a lo largo de 35 años entrenando a equipos de fútbol, de ​​hockey, atletismo y golf, entre otros, es reconocida internacionalmente. También es miembro de la Asociación de Psicología del Deporte Aplicada (AASP), la Asociación de Psicofisiología Aplicada y Biofeedback (AAPB) y la Asociación de Psicología del Deporte canadiense (CSPA).

Pierre Beauchamp junto a su equipo de trabajo, desarrolla un programa de mejora del rendimiento deportivo para atletas de élite, para los Juegos Olímpicos de Vancouver del año 2010. En el mismo, se combinan técnicas cognitivo conductuales y la técnica de Biofeedback. El objetivo era conseguir una mejor gestión del estrés del deportista y que pudiera poner en marcha cada uno de sus recursos bajo condiciones de alta presión propias de las grandes competiciones.

Algunos de los cuestionarios que se administraron para evaluar las habilidades psicológicas de los deportistas se citan a continuación:

  • Instrumento de evaluación de habilidades mentales de Ottawa (OMSAT)
  • Cuestionario de estrés-recuperación (RESTQ-S)
  • Escala de Ansiedad Estado (CSAI-2)
  • Test de estilo atencional e interpersonal (TAIS)

Los parámetros fisiológicos de Biofeedback que se midieron y sobre los que se trabajó fueron:

  • Variabilidad del ritmo cardíaco (HRV)
  • Frecuencia respiratoria
  • Actividad muscular (EMG)
  • Temperatura de la piel
  • Conductancia de la piel (SC)
  • Actividad cerebral (EEG)

El objetivo de este programa multimodal de Psicología del Deporte, con la incorporación de la técnica de Biorretroalimentación, era preparar a cada uno de los atletas en el manejo de sus niveles de estrés ante la competición en los Juegos Olímpicos y la mejora de su rendimiento deportivo y marca personal.

Los resultados obtenidos en dichas Olimpiadas fueron buenos. El número total de medallas, fueron de 26. El equipo masculino de sprint ganó una medalla de oro y una de bronce y el equipo femenino ganó una de plata. El equipo masculino de relevos ganó el oro, y el equipo femenino, la medalla de plata.

Información obtenida de: 

Pierre Beauchamp, PhD, and Marla K. Beauchamp, MScPT, PhD(c). Using biofeedback for sport psychology and better athletic training. October 4, 2010. Vol. 21 • Issue 21 • Page 24

Miriam Benavides

Psicóloga

 

 

 

 

 

[Arriba]

Neurofeedback y dislexia

procomp2La dislexia es uno de los trastornos del aprendizaje más comunes en la infancia. Su definición más general hace referencia a la dificultad para el aprendizaje de la lectura, fundamentalmente debido a alteraciones cognitivas, cuya afectación más significativa se produce en la etapa escolar.

Según el DSM-IV-TR (el término “dislexia” no aparece como tal, sino que se codifica como “trastorno de lectura”), los criterios diagnósticos vendrían a ser:

  1. El rendimiento en lectura, medido mediante pruebas de precisión o comprensión normalizadas y administradas individualmente, se sitúa sustancialmente por debajo de lo esperado dada la edad cronológica del sujeto, su cociente intelectual y la escolaridad propia de su edad.
  2. La alteración del criterio A interfiere significativamente el rendimiento académico o las actividades de la vida cotidiana que exigen habilidades para la lectura.
  3. Si existe un déficit sensorial, las dificultades para la lectura exceden de las habitualmente asociadas a él.

Para su tratamiento, cada vez es más aceptada la idea de la necesidad de una intervención multidisciplinar que incida en diferentes ámbitos, de modo coordinado, para que el mismo resulte exitoso y eficaz y puedan ser compensadas las dificultades de aprendizaje existentes.

En este sentido, diferentes estudios han venido señalando que el empleo del Neurofeedback puede resultar de utilidad en dicha patología, mejorando significativamente algunos de sus síntomas y manifiestaciones. Una de estas investigaciones es la que se expone a continuación, de la cual se pueden extraer algunos resultados, entre otros:

  • Objetivo → reducir el déficit de lectura y ortografía en niños disléxicos.
  • N= 19 niños; 10 niños grupo experimental con Neurofeedback, 9 niños grupo control.
  • El grupo experimental presentó mejoras significativas en lo relativo a la ortografía así como un incremento considerable en la coherencia alpha, aspecto el cual puede ser una señal de que los procesos de atención representan una mejora en la ortografía.
  • El grupo experimental, por el contrario, no experimentó mejoras en lo relativo a la lectura, lo cual es posible correlacionarlo seguún los autores con la ausencia de cambios fronto centrales.

Información obtenida de:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2837193/

Aida Mañero

Psicóloga

[Arriba]

Entrenamiento en variabilidad del ritmo cardíaco y depresión

Una lesión cerebral puede ocasionar alteraciones de funciones cerebrales, pudiendo provocar déficits a nivel físico, social, cognitivo, y en el estado emocional del paciente.

Entre los trastornos neuropsiquiátricos que aparecen con mayor frecuencia en las personas que han sufrido un accidente cerebrovascular, están los relacionados con el estado de ánimo, más concretamente, los trastornos depresivos.

En este artículo, se exponen los datos del estudio llevado a cabo por la Escuela de Medicina de Rehabilitación y el Laboratorio Nacional de Ciencias de la Información y Tecnología, de la Universidad de Tsinghua, en China y, por el Laboratorio de Inteligencia Artificial de la Universidad de Arizona, en EE.UU.

El objetivo del mismo, es comprobar la repercusión y el impacto del entrenamiento  de la variabilidad de la tasa cardíaca en el estado de ánimo de los pacientes que han sufrido un ictus.

Entre los criterios de inclusión que se establecieron en este estudio fueron:

  • Pacientes hospitalizados en el Hospital Beijing desde febrero de 2013 hasta mayo de 2014
  • Edades comprendidas entre los 18 y los 75 años, independientemente del sexo
  • Nivel de educación, elemental o superior
  • Cumplir con los criterios de diagnóstico para el accidente cerebrovascular
  • Cumplir con los criterios diagnósticos de estado de depresión sin síntomas psicóticos, según la CIE-10
  • Puntuación superior a 20 en la Escala para la Evaluación de la Depresión de Hamilton
  • Puntuación superior a 27 en el Mini-mental State Examination
  • Buena orientación espacio-temporal

La mejora de los síntomas depresivos, a través del Biofeedback de Variabilidad Cardíaca (HRV) es evidente después de 10 sesiones de Psicoeducación, y de 3 sesiones semanales de 30 minutos cada una de ellas a lo largo de 4-6 semanas.

Información obtenida de:

Xin Li, Tong Zhang, Lu‑Ping Song, Yong Zhang, Gui‑Gang Zhang, Chun‑Xiao Xing, Hsinchun Chen (2015): Effects of Heart Rate Variability Biofeedback Therapy on Patients with Poststroke Depression: A Case Study. Chinese Medical Journal. September 20, 2015, Volume 128, Issue 18

Miriam Benavides

Psicóloga

[Arriba]